Los medicamentos y productos sanitarios como productos de consumo están sujetos a normas de mercado como la publicidad, el precio, el acceso a ellos por nuevas vías como Internet. Sin embargo hay que prestar atención a estos productos pues inciden en la salud y el bienestar. A través de los distintos capítulos de esta obra, los autores aportan un nuevo enfoque al estudio del medicamento y del producto sanitario poniéndolo en relación con la protección al consumidor.
Medicamentos y productos sanitarios inciden en ámbitos tan importantes como la salud y el bienestar, se consideran instrumentos de salud e incluso bienes estratégicos. La complejidad de estos productos determina la presencia de una serie de riesgos asociados a los beneficios que genera su uso. El empleo de estos productos se producirá en condiciones determinadas por la salud del consumidor y, en ocasiones, su elección no será llevada a cabo por quien vaya a utilizarlos, sino que será un facultativo quien lo haga, aunque los posibles inconvenientes derivados de su uso recaerán sobre el paciente. Estas particulares características establecen el marco del medicamento y el producto sanitario.